USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

20-03-2020 | Post: Blog | Noticias de Interés, Artículos

Coronavirus y el Sistema Inmunitario. Una batalla de la integralidad de Nuestro Cuerpo

Cuando un virus entra en contacto con nuestro cuerpo, participa en una carrera contra reloj para secuestrar células donde poder reproducirse y propagarse; y esto es así, porque su supervivencia depende de ello, ya el sistema inmunitario desde que detecta esta microscópica invasión pone en marcha su destructiva flota microscópica para destruir al invasor.

Esta claro que por un lado tenemos al virus Sars-CoV-2 implicado en la actual pandemia que azota nuestro mundo y que ha desatado un miedo sin precedentes, siendo este, un agente nuevo que apareció hace ya unas décadas; virus RNAS de un tamaño importante sobre 400 nm, por tanto de comportamiento pesado y con un área de impacto de 1 a 1.5 metros; y, por otro lado, tenemos a nuestro sistema inmunitario, que ha evolucionado durante millones de años de intensa lucha con diversos microorganismos, desplegando una flota de células y mediadores que le permiten tener una posición de cierto poder. La feroz respuesta de este sistema de defensa está liderada por ejércitos inmensos de células T asesinas o Killer T.
Y lo mas increíble de todo, la vida continua en el planeta gracias a este poderoso ejercito microscópico. Como toda guerra, durante la batalla, aparecen áreas desoladas y afectadas, destrucción de tejidos y de órganos, pues el sistema inmune destruye a los invasores y no tiene interés en tomar ningún tipo de rehenes.

El virus antes de poner en marcha todos estos sistemas defensivos, primero navega por el cuerpo, acumulándose en el moco y en las mucosas de la nariz y la garganta, intentando despistar a los sistemas de alarma bioquímica, para tener tiempo para localizar células donde puedan crear su cuartel general para la invasión.

En las primeras horas después de la entrada del patógeno, se empieza a instaurar esta lucha de titanes entre la respuesta inmune innata y las partículas virales, como aporta Gene Olinger, inmunólogo del instituto científico MRIGlobal con sede en los Estados Unidos.

El virus intenta despistar a los sistemas de defensa del cuerpo humano, para esquivar los muchos sistemas de detección que presenta nuestro sistema inmune.

Una vez que se activa el sistema inmunitario y una célula T encuentra una célula del cuerpo que ha sido sometida por el invasor y se ha convertido en una fábrica de virus, generalmente se activan sistemas de disparo de moléculas que perforan la membrana de la célula, destruyéndola con todo lo que contiene, incluidas las partículas virales.

Para este Sars-CoV-2, aún, los investigadores no han tenido tiempo suficiente para determinar los mínimos detalles de cómo se produce esta invasión y el porque algunas personas sanas infectadas con Sars-CoV-2 enferman gravemente y otras no. Lo cierto es que al ser un virus RNA, en unos 15 días nuestro cuerpo habrá creado inmunidad y desaparecerá de nuestro organismo.

Nuestro cuerpo, siempre responde manera integral y todo el se ve implicado cuando este ataque viral toca a sus puertas. Cada parte del sistema inmune es necesario y vital para eliminar este virus", según Stanley Perlman, profesor de inmunología en la Universidad de Iowa.

La respuesta inmune del cuerpo puede llegar a ser tan intensa, que la lucha contra el virus puede causar daños irreparables en algunos órganos o tejidos. En particular, el Sars-CoV-2 ataca de manera mas especifica a los pulmones, siendo estos un sistema formado por un tejido altamente especializado y con funciones vitales para la vida. Como el sistema inmunitario trata de combatir un virus que nunca antes había encontrado, puede poner en marcha todo su armamentario, generando una oleada de respuestas y causar un daño excesivo a las células y tejidos adyacentes.

El sistema de alerta temprana del cuerpo para los patógenos invasores, se desarrolla en varias etapas o capas, como nos comenta Kikkert, desarrollando una "cascada" de señales celulares, que producen proteínas de "alarma " que advierten a las células circundantes sobre la presencia del virus y desencadenan una avalancha de moléculas inmunes, creando un gigantesco “estado antiviral".

A medida que suenan más alarmas en todo el cuerpo, el virus Sars-CoV-2 acorralado, corre desesperadamente para propagarse y atacar a más células. Cuando las células T llegan a cazar, capturar y matar las células infectadas con virus, los pulmones se convierten en un campo de batalla, se edematizan con células inmunes, moléculas y líquido.

Esta situación puede llevar a un sistema a entrar en pánico produciendo una "tormenta de citoquinas" que causa una inflamación importante de los tejidos.
Esta marea de citoquinas, puede generar una situación de descontrol, donde se produce edematización de los tejidos y ruptura de los vasos sanguíneos", como comenta St John.

El pulmón se convierte en el peor lugar para que esto suceda y una respuesta excesiva puede provocar daños irreparables en el sistema respiratorio. Las células no pueden transportar el oxígeno y en consecuencia se produce fibrosis y puede conducir a la muerte del tejido ".

Este virus ha puesto la ciencia patas arriba, porque ahora sabemos más sobre la secuencia genómica, mientras que en el pasado otros brotes que surgieron nos permitieron en el laboratorio, saber cómo funciona en diferentes tipos de células ", pero nos faltan respuestas que ahora se están cociendo en diferentes Universidades, Centros y Laboratorios del Mundo.

Ese es el trabajo que ahora enfrentan los investigadores como los del laboratorio de Perlman, ya que esperan usar ratones para obtener un asiento en el ring para la lucha entre Sars-CoV-2 y un sistema inmune adecuado para los mamíferos. Y en este momento estamos a las puertas de nuevos conocimientos.

Puede ser esta la razón de que los niños no tengan esta respuesta tan agresiva hacía el virus, pues su sistema inmunitario está mas inmaduro y quizás simplemente no hagan una lucha tan encarnizada a nivel inmunológico.

Lo cierto es que, en este momento, los que nos dedicamos a la Medicina y Odontología Integrativa, sabemos que el cuerpo es un sistema de sistemas, que se guía por las leyes de la termodinámica y el ahorro energético. Por ello, sabemos que debemos cuidar todo nuestro cuerpo con una nutrición adecuada, facilitando nuestros sistemas de drenaje, nuestra flora intestinal, y como no un equilibrio bioquímico y biofísico con una actitud mental y emocional que nos permita enfrentar estos retos que la vida de este siglo ha traído a nuestras puertas. Control epidemiológico, colaborando con las autoridades en evitar la diseminación viral y en nuestras consultas de urgencias utilizando todas las medidas de protección y de prevención que nos permitan ayudar a descongestionar los hospitales y salas de urgencias que están hoy día saturadas con los enfermos de esta pandemia viral, y además de los accidentes, infartos y otras patologís que ponen en peligro la vida de la población española. Como no, cuidando nuestro planeta y controlando todos los materiales y sistemas que producen toxicidad para la Tierra, los seres que la pueblan y nuestro Universo conocido.

SEKMO está pendiente para recoger información, pasarla por el tamiz de los estudios científicos, de nuestra visión integrativa y bañada por nuestro amor por el cuidado de la Salud y de la Calidad de vida de nuestra Comunidad.

Dra. María del Pilar Martín Santiago
Miembro de la Junta Directiva de SEKMO

Destacados

Accede a nuestra Área Privada sólo para Afiliados a SEKMO
Asóciate
Folleto ¿Qué es la Kinesiología?

Buscador

Newsletter

¿quieres recibir un aviso de actualizaciones? (413 suscritos)

Síguenos en...

Últimos comentarios

 SECRETARíA en Taller: Introducción a la Kinesiología Médica Odontológica: Claro Esther, envíanos los datos que quieres que incl...
 Estherf13 en Taller: Introducción a la Kinesiología Médica Odontológica: Estaba interesada en que me realizaran una factura de este c...
 Mercedes en Presentación de las VI Jornadas SEKMO: Hola, Me gustaría saber si hay algún tipo de ...
 Blog en Presentación de las VI Jornadas SEKMO: Hola Gladys, buenos días y feliz año. Nº ...
 GLADYSRUB en Presentación de las VI Jornadas SEKMO: Por favor quiero saber cual es el numero de cuenta para ingr...
 Enzo en Síndrome de disfunción postural global de origen alimentario: “Alimentación, boca y salud” (y II): Hola muy intersante la vision integrativa de la odontologia...
 Juan Hernandez en Kinesiología Médica Odontológica y Posturología: Buenos dias, Yo consegui en libro por internet en la Librer...
 Blog en XVIII Congreso SEKMO, Inscripciones: Hola Ana Andrés, ya se ha publicado una versió...
 Ana Andrés en XVIII Congreso SEKMO, Inscripciones: Buenas noches: he entrado en la web pero aún no est&a...
 M. José García en XII Curso Básico de Kinesiología y Posturología - INFORMACION: Me gustaría saber el coste del Curso. Gracias
 Pedro Ángel Moreno Cabello en Kinesiología Odontológica. Un nuevo enfoque rehabilitador: Estimada Pilar, en nuestra web, podrás estar al d&iac...
 PILAR LOPEZ HIDALGO en Kinesiología Odontológica. Un nuevo enfoque rehabilitador: un tema muy interesante. soy medico estomatologo y me gustar...
 Karen en Kinesiología Médica Odontológica y Posturología: Estimados. Me interesa saber el lugar o contacto para realiz...
 SEKMO en IV JORNADAS SEKMO: Hola Conchita, pincha en el botón que aparece junto a...
 Conchita García Argüelles en IV JORNADAS SEKMO: Donde hay que enviar el dinero para apuntarse a las IV jorna...